Grupo Mundo Árabe
Noticias - Analisis

 

 

Yemen puede convertirse en otro Iraq, Siria o Libia, según la ONU

21/10/2016

El enviado especial de la ONU para Yemen, Yamal Benomar, advirtió del grave deterioro que ha sufrido la situación en el país y aseguró que el conflicto podría desembocar en algo similar a lo que se vive en Iraq, Siria y Libia.

"A no ser que se logre una solución en los próximos días, el país caerá en un conflicto aún más profundo", señaló Benomar en una intervención por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El diplomático, que trata de impulsar desde hace tiempo una solución negociada, aseguró que Yemen vive una "rápida espiral negativa" y consideró que el conflicto tiene cada vez más un carácter sectario.

Yemen está sumido en un profundo conflicto político, agravado desde que el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi se retractara el mes pasado desde Adén de su anterior dimisión y anunciara que es el presidente legítimo del país, en oposición a lo dictado por los hutíes.

Por ello, urgió a todas las partes a "darse cuenta de la gravedad de la situación", dejar las retóricas de confrontación y optar por el diálogo, sin el cual el país puede derivar en un escenario como el de "Iraq, Siria y Libia", señaló. Según Benomar, existen además "temores de que Al Qaeda en la Península Arábiga explote la actual inestabilidad para causar más caos".

El enviado de la ONU informó al Consejo de la situación en el país al comienzo de una reunión de urgencia convocada tras los graves atentados registrados el viernes pasado, que dejaron más de 150 muertos en dos mezquitas chiíes, y la reacción de los rebeldes hutíes durante el fin de semana.


Este movimiento chií, que actualmente controla buena parte del país por la fuerza, lanzó hoy una ofensiva para controlar el sur de Yemen con un despliegue en la estratégica e importante ciudad de Taiz, al tiempo que envió fuerzas hacia Adén, aumentando los temores de una posible guerra civil.
Yemen está sumido en un profundo conflicto político, agravado desde que el presidente Abdo Rabu Mansur Hadi se retractara el mes pasado desde Adén de su anterior dimisión y anunciara que es el presidente legítimo del país, en oposición a lo dictado por los hutíes.